Translate

martes, 1 de mayo de 2012

Pablo Neruda (I): Residencia en la tierra

Después de casi un año publicando en este blog, me siento un poco en la obligación de dar cuenta de su título y de explicar algunas cosas sobre el poema "Walking around" de Pablo Neruda y sobre la obra de la que forma parte. Lo cierto es que escogí el título del blog pensando en el poema de Pablo Neruda, poeta a quien admiro y leo desde el momento en que descubrí Estravagario a mis diecisiete años, y de esto hace ya muchísimo. Como veis, el objetivo de mi blog es tratar temas literarios sin un programa concreto. Voy a lo que me interesa en el momento, sea un libro, un autor, un tema, un poema... y a veces una simple reflexión. No es un blog pensado para novedades literarias, aunque nunca excluyo esa posibilidad. La lectura es la primera pasión de mi vida en el tiempo y en el espacio. Leo desde antes de haber aprendido a leer y es, dentro de las aficiones que me interesan, aquella a la que más me dedico. Y leer buena literatura de cada vez me interesa más y más.
El poema “Walking around” pertenece al libro Residencia en la tierra, que se compone de dos partes en su edición definitiva. La primera lleva las fechas 1925-1931 y la segunda 1931-1935, en la cual se encuentra este poema. Se publicó por primera vez en Santiago en 1933. La segunda en Madrid en 1935. Pablo Neruda, allá por los años 50, se distanció del contenido de Residencia en la tierra, pues consideraba dañino su contenido: “Estos poemas no deben ser leídos por la juventud de nuestros países. Son poemas que están empapados de pesimismo y angustia atroces. No ayudan a vivir, ayudan a morir.” El poeta compuso esta obra mientras  se encontraba destinado en Birmania, Ceylán y Java como cónsul de Chile durante cinco años, entre 1927 y 1932. Fue un tiempo de soledad e inadaptación, cuyo fruto fue una obra que responde a una visión desolada del mundo y de la vida.
 Sin embargo, en su momento fue un libro de poemas perfectamente coherente con el espíritu de la época. Residencia en la tierra se publicó en Madrid en 1935, el mismo año en que se fundó la revista literaria Caballo verde para la poesía, que estuvo dirigida por Pablo Neruda. En el número 1  se publica el manifiesto “Por una poesía sin pureza”. Es el período de rehumanización de la poesía, de la que participan los poetas del grupo del 27, con quienes Neruda mantuvo una estrecha relación. Después de una etapa  marcada por la influencia de las vanguardias, muy especialmente del Surrealismo, el movimiento de más profunda y duradera influencia en la literatura, la crudeza de una realidad convulsa se impone a los juegos artísticos de la poesía deshumanizada, al arte literario como puro juego. De entre todas las corrientes literarias vanguardistas, fue el Surrealismo la que proporcionó a la poesía de finales de la década de los 20 y primera mitad de los años 30 el lenguaje preciso para expresar las sensaciones de caos, de disolución, de choque entre la realidad y el deseo que trataron de comunicar muchos poetas, entre ellos García Lorca, Alberti, Cernuda y el propio Pablo Neruda.
Así pues, el contenido del manifiesto “Por una poesía sin pureza” expresa un enfoque de la poesía que en el fondo es el mismo que el de Residencia en la tierra: una poesía centrada en lo humano, integradora, hecha de vida, “gastada como por un ácido por los deberes de la mano, penetrada por el sudor y el humo, oliente a orina y a azucena salpicada por las diversas profesiones que se ejercen dentro y fuera de la ley. Una poesía impura como traje, como un cuerpo, con manchas de nutrición, y actitudes vergonzosas, con arrugas, observaciones, sueños, vigilia, profecías, declaraciones de amor y de odio, bestias, sacudidas, idilios, creencias políticas, negaciones, dudas, afirmaciones, impuestos.”
Al cabo de los años, Neruda se inclinó de manera decidida por una poesía marcada por el compromiso social del poeta. Seguramente debió de pensar que los poemas de su etapa surrealista dejaban de lado ese compromiso en favor de una expresión de lo personal. No lo sé con exactitud. En cualquier caso, los poemas de Residencia en la tierra están impregnados de cuanto es humano, aunque eso sí, desde un punto de vista angustiado y doloroso.

2 comentarios:

  1. Te amooo!! Soy un estudiante italiano y por internet no pude encontrar un analisis de esta obra!! Muchas gracias, me has salvado para los examenes!!!!

    ResponderEliminar